30/4/12

Post ~denso

La vida y la muerte, es el gran tema que ha impactado mi vida el último año, sobretodo lo segundo.

El amor, nuestros sueños y la muerte son los ejes en todas las grandes historias, series, novelas, y por lo tanto de la vida misma, sólo piensen en esos primeros 10 minutos de UP.

Hay experiencias de vida que te enseñan sobre la muerte y que te pegan el warascazo de que de verdad te puede suceder un día cercano, en ese momento creo que lo peor es cuando te das cuenta de que has perdido horas de tu vida pensando en la pregunta de cómo te ves en 10 (o X) años más, porque nadie te asegura que llegarás a ese momento, y todo puede cambiar en un par de horas. Ahora pienso que esas valiosas horas las pude haber gastado jugando Donkey Kong.

La muerte para mi, aparte de ser uno de los mejores personajes de Mundodisco, es ese momento en que dejas de existir, el principal motivo por el que creemos, más bien porque la mayoría de ustedes cree, en fuerzas y seres sobrenaturales, todo para encontrar consuelo en que esto no es todo sino que esta etapa es sólo una fracción de la vida, la fracción física o terrenal, y luego pasamos la eternidad en un paraíso o [inserte aquí lo que su religión le promete si se porta bien o mal]. Pero no, yo creo en la vida ahora, y por eso evito complicarme y complicar a los demás, razón por la que tampoco realizo grandes planes acerca de dónde o qué estaré haciendo en 6 meses más, y le digo a mi mami y a mi papi que los quiero cada vez que puedo, Muerte puede venir y aunque tenga la mejor mano de cartas él es quien dicta las reglas del juego, por eso le diré que mejor juguemos Ajedrez.

Aceptar que la muerte es parte de la vida me ha permitido ser feliz con lo que aprendo y con lo que hago, y de verdad, hay sólo una cosa con la que quiero que se queden de este post y siempre voy a insistir en lo mismo, no se conforme con su trabajo aburrido, con la carrera que no ama, con la persona con quien está por costumbre, no pierda su tiempo siendo infeliz porque su tiempo es lo más valioso que posee, para mi no hay excusa que valga.